Destilerías Arehucas SA.

En la actualidad, es posible realizar una visita guiada y gratuita por sus instalaciones. La fábrica cuenta con una de las bodegas de ron más importantes de Europa, con 6.000 barricas de roble americano, en las que se almacenan los ricos aguardientes de Arehucas.

Los inicios de esta fábrica se remontan al año 1883, cuando Alfonso Gourié pensó instalar una industria que procesase la producción de la caña de azúcar. El edificio fue construido por el maestro mampostero Manuel Aguiar, autor de numerosas viviendas en la Villa. Del conjunto resalta la chimenea de ladrillos, uno de los pocos modelos conservados en la Isla. La maquinaria azucarera procedía de Glaswow (Escocia). De espectacular, se calificó por los cronistas, el desembarco de la maquinaria y su traslado hasta Arucas. En total, se necesitó cinco días para cubrir el trayecto del Puerto de La Luz hasta la Villa.

El 9 de agosto de 1884 se inaugura la "Fábrica" en medio de una enorme alegría entre la población, pues garantizaba el sustento de muchas familias. Diez años más tarde, se adquirió una dinamo y materiales eléctricos para el alumbrado. Hacia 1909, los propietarios de la Fábrica de San Pedro adquirieron un nuevo alambique Sistema Guillaume, procedente de la Casa Egrot y Grangé de París, que aumentó la producción de aguardiente. Esta vez los planos del edificio en que se instalaron las máquinas, corrieron a cargo de Antonio Rodríguez Uribe.

Años de penuria llegaron en 1920. Por esta época la industria tuvo que cerrar sus puertas. La vieja maquinaria azucarera fue desmontada y vendida. Sin embargo, la Destilería de San Pedro quedó intacta. Veinte años después, la industria se consolida nuevamente y aumenta sus ventas gracias al ingenio de Alfredo Martín Reyes, que hace que aparezca el producto estrella de "La Fábrica", El Ron Arehucas. En 1965 la "Fábrica" resurge bajo el nuevo nombre de la entidad mercantil "Destilerías Arehucas, S.A.".

Junto a la bodega, podemos ver en funcionamiento los trenes de embotellado, capaces de preparar 12.000 y 20.000 botellas a la hora. El final perfecto es la sala de degustaciones donde podemos degustar y adquirir todos los productos elaborados por Destilerías Arehucas.

Síguenos en :